Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Con ovaciones, Javier Camarena, Rebeca Olvera y Josué Cerón, celebran 15 años de su debut en el Palacio de Bellas Artes 

Javier Camarena, Rebeca Olvera y Josué Cerón regresan al escenario donde debutaron hace 15 años con la ópera que catapultó sus carreras, La hija del regimiento de Donizetti. Esta producción en versión concierto semiescenificada contó con la participación de la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes, todos ellos bajo la dirección musical de Iván López Reynoso.

 

 

El tenor mexicano Javier Camarena volvió a regalar un emotivo bis de la ópera de Gaetano Donizetti La hija del regimiento, pero esta vez en su país y en el Palacio de Bellas Artes al que ha considerado su casa artística, máximo escenario donde debutó en 2004 junto con la soprano Rebeca Olvera y el barítono Josué Cerón, quienes también se entregaron al público como hace quince años. 

 

Este jueves por la noche, el tenor veracruzano con este un bis en este recinto, el primero que se recuerde en su historia reciente, tal y como lo hizo en otros grandes escenarios como el Metropolitan Opera House de Nueva York, el Royal Opera House de Londres y el Teatro Real de Madrid. 

 

Fue un momento sumamente emotivo. El público ya estaba preparado para disfrutar este suceso histórico en la vida del tenor mexicano. Poco antes de terminar la primera parte de la ópera La hija del regimiento, de Donizetti, su personaje Tonio, vestido de militar francés, interpreta el aria Ah Mes amis quel jour de fête

 

Camarena finaliza su canto con los brazos extendidos al universo. El público aplaude durante dos, tres minutos; exhausto, conmovido, emocionado, se postra en el escenario del Palacio de Bellas Artes con una rodilla en el piso y una mano en el pecho, y así pasan otros dos, tres minutos, hasta que, a la señal del director concertador, Iván López Reynoso, sus compañeros lo dejan solo en el escenario, frente a un público que no cesa de aplaudir. 

Y repite su canto, ése que ha logrado conmover a las audiencias de las más prestigiosas salas de ópera y que lo ha llevado a ser considerado hoy, el mejor tenor del mundo: el mexicano Javier Camarena. 

 

Todo ello sucedió en la presentación —primera de dos funciones— de la ópera La hija del regimiento, de Gaetano Donizetti, en versión concierto semiescenificado, para celebrar el 15 aniversario del debut del cantante veracruzano en el Palacio de Bellas Artes, justamente con esta obra que catapultó su carrera internacional. 

 

Camarena estuvo acompañado en el escenario por otros dos destacados intérpretes: la soprano Rebeca Olvera (Marie, la hija del regimiento) y el barítono Josué Cerón (Sulpice, tutor de Marie), con quienes ganó el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli en 2004. 

 

Juntos debutaron ese mismo año en La hija del regimiento y desde entonces han repetido su escenificación en años posteriores, ya como un clásico del elenco. Las actuaciones de Olvera y Cerón el jueves por la noche conmovieron y emocionaron por igual al público. Quienes no pudieron acudir a esta primera presentación, tuvieron la oportunidad de verla a través de las redes sociales y la página oficial del INBAL y del Palacio de Bellas Artes. 

 

A la escenificación asistieron la secretaria de Cultura del gobierno federal, Alejandra Frausto; la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, Dra. Lucina Jiménez, y el director de la Ópera de Bellas Artes, Alonso Escalante, así como numerosos amigos y colegas del elenco, además del público que llenó la Sala Principal. 

 

Esta alegre y festiva celebración quinceañera estuvo llena de agradables sorpresas que despertaron largos aplausos de los asistentes. La dirección concertadora estuvo a cargo del maestro Iván López Reynoso, la dirección de escena de César Piña y la dirección huésped del Coro del Teatro de Bellas Artes correspondió a Cara Tasher

 

Al elenco se integraron los experimentados cantantes María Luisa Tamez como la Marquesa de Berkenfeld, Arturo López, José Luis Reynoso y Efraín Corralejo, además de la participación actoral especial de Florinda Meza como la Duquesa de Crakentorp, quien igualmente despertó los aplausos del público, todos ellos cobijados por la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes. 

 

Camarena-Olvera-Cerón encabezaron esta historia de una joven huérfana criada por un regimiento francés, quien en edad de casarse es encontrada por su madre, que la lleva a su castillo para ser educada y casarla con un aristócrata. Su enamorado, Tonio, la sigue y hace hasta lo imposible por estar con ella, enfrentándose a mil vicisitudes. 

 

Hay que destacar que esta obra se estrenó en la Ópera-Comique de París el 11 de febrero de 1840 y en México el 17 de octubre de 1852 en el Gran Teatro Nacional. El elenco integrado por Javier Camarena, Rebeca Olvera y Josué Cerón la escenificó en su debut en 2004 y en 2005, y la volvió a presentar en 2011, aunque sin Camarena. 

 

En esta ocasión, la traducción y adaptación de los diálogos corrió a cargo del propio tenor Javier Camarena, quien les dio un toque muy nacional al incorporar algunas palabras propias del lenguaje cotidiano de los mexicanos y al hacer referencia a lugares, personajes y costumbres características de nuestro país. 

 

La hija del regimiento, de Gaetano Donizetti, con la cual la Compañía Nacional de Ópera inició su temporada 2020, se escenificará nuevamente el domingo 16 de febrero a las 17:00 horas en la sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

X