Bajo la Lupa: La Habanera, Bizet o Yradier

By Ximena Sepulveda

.

Habanera:
Danza de la Cuba colonial en compás de 2 X 4, originalmente conocida como “danza habanera”. Con el tiempo el pueblo cubano la convirtió en “danzón”.  En 1842 aparece la primera canción habanera en Cuba con el ritmo de tango marcando el compás y titulada “El amor en el baile”. Es la primera pieza publicada para voz y piano que muestra el acompañamiento rítmico posteriormente llamado “habanera”. (C. Oppenheim).
.
En 1865 viajaba en tren Georges Bizet de París a la pequeña aldea de Le Vesinet, donde acababa de comprar una casa.  Durante el viaje conoció a Celeste Venard, apodada “La Mogador”, con quien entabló animada conversación.  Después, con gran sorpresa supo que esta mujer ligera de cascos, que se dedicaba al canto popular y la danza entre otras cosas, sería su vecina.  Ella compró un piano para complacer a Bizet y le dio llaves de su casa, para que pudiera entrar a su antojo y componer.  La Mogador escribe en sus memorias que esta fue una relación puramente platónica.
Bizet fue varias veces a visitarla en el café donde cantaba para sustentarse y ahí escuchó por primera vez la música de Sebastián Yradier, en la canción “Ay Chiquita”.  Se enamoró instantáneamente de las canciones de este compositor y, 10 años más tarde, cuando compuso la ópera Carmen, se adjudicó como propia la ya publicada melodía de “El Arreglito”, escrita por Yradier, y la incorporó como “Avanera”, que se transformaría luego en la famosísima “Habanera”.

.
Bizet le hizo pequeñas alteraciones a la pieza, pero no pudo esconder su orígen.  Fue Henri Heugal quien se dio cuenta del plagio, pues este mismo era el editor que había publicado una Colección de Canciones Españolas de Yradier.  Irónicamente, Bizet hizo retirar estar partituras de la Biblioteque Nationale en París, sin saber que la nota en la que se exigía la aniquilación de esta música, sobreviviría para demostrar el hurto.  Yradier había fallecido 10 años antes de que Bizet compusiera su Carmen. 

.
Pero, ¿Quién era Yradier? Sebastián de Iradier y Salaverri nació el 20 de enero de 1808 en Lanciego (Álava).  Más tarde, a instancias de Heugel, su editor, cambiaría su apellido a Yradier para estar más de acuerdo con los ambientes versallescos en que se movía.  Muere este vasco en Vitoria (Álava), el 6 de diciembre de 1865, a los 56 años de edad.
Contando 18 años, Yradier se convirtió en el organista de la Iglesia de San Juan Bautista de Salvatierra en Álava, cargo que ganó bajo concurso.  El párroco solía llamarle la atención sobre su afición a las juergas y las mujeres, que lo motivaba con frecuencia al ausentismo laboral.

.
En Madrid estudió en el Conservatorio y fue Maestro de Solfeo y Vice-Rector de la Academia Filarmónica Matritense, así como Catedrático de Armonía y Composición del Instituto Español, de 1840 a 1850.  Frecuentaba el palacio de la Condesa de Montijo y fue maestro de piano y canto de sus hijas, Francisca y Eugenia.  Esta última sería más adelante la Emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III.

.
Viajó Yradier a Cuba donde compuso su inmortal “La Paloma” (primera canción conocida oficialmente como habanera), que traspasaría las fronteras del mundo y sería interpretada por todo cantante que se preciara de serlo en el mundo artístico.

.
El resto es historia:  esta habanera es ahora interpretada en todos los idiomas y modalidades.  También es interesante anotar que la palabra “guachinanga” que se menciona en la canción, proviene del pueblo de Guachinanga en Cuba y no hace referencia alguna a México (como algunos creen).

.
Fue estrenada en La Habana en 1855 por la Alboni, en Madrid en el Teatro Circo en 1857, cantada por el barítono Francisco Salas y en México la dio a conocer la soprano Conchita Méndez en 1866.  El emperador Maximiliano y su esposa Carlota inmediatamente la tomaron como favorita y el pueblo mexicano también la adoptó, cambiándole algunas estrofas durante la guerra contra la intervención francesa.

.
Por otro lado, “El Arreglito” fue estrenado en París por la soprano Mila Traveli en el Teatro Imperial Italiano en 1863, con enorme éxito, 12 años antes de que Bizet estrenara la ópera Carmen.  Esta canción fue dedicada por Yradier a su amiga María Arza.  Usó el idioma francés en muchas de sus composiciones y las firmó como “Chevalier de Yradier”.  Posiblemente este título se lo otorgaría Francia, ya que el vasco se movía en las más altas esferas de la realeza y la aristocracia.  No olvidemos su relación con la emperatriz Eugenie (antes Eugenia de Montijo).

.
Hombre de temperamento bohemio y gran encanto personal, era el favorito de las mujeres.  Las más famosas bailarinas de París de mediados del siglo XIX, le pedían que les compusiera boleros, fandangos y cachuchas para sus repertorios.  La soprano Marietta Alboni, discípula predilecta de Gioachino Rossini, le propuso trasladarse con su compañía de ópera a Estados Unidos para dirigir la orquesta y tocar el piano como maestro concertante, idea que fue aceptada.  El triunfo de Yradier fue enorme.

.
Entre sus composiciones figuran zarzuelas, sainetes, bailes para los cafés cantantes y canciones para los grandes salones de la nobleza.  Entre ellos tenemos “La pradera del canal”, “Las ventas de Cárdenas”. “Los caracoles”, “Carmela”, “El arcoiris, “El carpintero”. “El Chin Chan, “El miriñaque”, “El molino”, “El suspiro”, “Juanita o la perla de Aragón”, “La cachucha”, “La mejicana”, “Los baños de Carratrada”, “María Dolores”, “Serenata”, “Calesera”, “La serrana”, “El Charra”, “La perla de Triana”, etcétera.  Todas fueron interpretadas en recitales por cantantes de la categoría de la Malibrán, la Viardot, la Alboni y muchas más.

.
De su vida personal se conoce poco.  No hay información de amores ni matrimonio.  Solamente se sabe que era un gran bohemio, un gran músico, un hombre encantador que volvía locas a las mujeres y a quien, a pesar del éxito que tuvo en vida, no merecía el respeto de un compositor como Georges Bizet, quien además de haberle llamado “amigo”, le arrebataría deslealmente la famosísima “habanera”.