RED Ópera Independiente: En ópera también se siembra

Por Victoria Roldán, Directora General de Lyric Soul Producciones Musicales y Fundación Lyric Soul

.
Es un hecho que la ópera en toda Latinoamérica está creciendo a pasos agigantados. Era impensado hace 1 década atrás, que pudiese haber tantas compañías independientes o que incluso, fueran este tipo de propuestas, las más estables y realizables al 100%.

.
Producir ópera independiente es algo tan complejo, que en cierta manera los productores no solo tomamos cada proyecto de manera muy personal asumiendo enormes riesgos, sino que considerando los mínimos recursos con los que contamos, realmente una suspensión o una taquilla magra puede ser el principio del fin, con lo cual no importa cuántos ensayos extras nos lleve o cuantos cambios haya que hacer, la ópera sale o sale.

.
Las compañías independientes, han encontrado en las producciones al piano o en orquestas de cámara, un aliado increíble para “poder hacer”; y son a su vez, un semillero de grandes figuras, convirtiéndose en proveedores absolutos de la lírica oficial, ya que es en esos escenarios donde los artistas realmente hacen su formación integral y esa experiencia es lo que los lleva a ser considerado en instancias mayores. Solo en Buenos Aires, Argentina, en cualquier producción Off un agente podría encontrar cantantes, directores, técnicos o productores tan capaces como los que podría encontrar en un teatro de renombre, imaginemos que eso sucede en cada país de América.


Pero, si bien el medio Off es una fuente continua de creatividad y originalidad, es justo señalar algunos puntos que deberían reforzarse en la manera de producir porque quizás sean los que constituyen el talón de Aquiles de la lírica independiente.

.
Suceden varias cuestiones observables en casi todos los países. Primero, hay un gran desconocimiento sobre cómo llevar un proyecto a nivel administrativo, legal y contractual. No hay una verdadera consciencia al montar una ópera, de que no solo debe ser prolijo y bello lo que está sobre el escenario, sino que también debe serlo el pilar de todo proyecto que es la producción. Así es que muchas pequeñas agrupaciones buscan un ahorro, en la evasión de impuestos, no pago de derechos musicales o peor aún en no sacar los seguros correspondientes para los participantes. Esta situación no solo habla de una gran desprolijidad, sino de una manera de producir innecesariamente peligrosa, para el público, el elenco y los asistentes. Aunque también es responsabilidad de los intervinientes preguntar por estas cuestiones a sus productores o directores.

.
Otro factor importante que hace que el medio independiente no termine de florecer, tiene que ver con los egos, que en algunos momentos toman la dirección de los proyectos gestándose grandes roces que no hacen bien a la unidad del equipo propio y mucho menos hacen posible una unidad entre compañías.

.
Pero toda crítica debe ser acompañada de una solución o una propuesta responsable que aporte a la mejora.Así surge RED Ópera Independiente, que va más allá de ser un conector entre las agrupaciones existentes que deseen crecer, sino que contiene un programa de formación completo y eficiente (ópera escuela), que se pone a disposición de todos los que quieran empezar a hacer ópera, sean instituciones o particulares.

.
Es una forma de trabajar en la raíz misma del problema, compartiendo conocimientos y herramientas que ayuden a cada grupo a mejorar sus performances y obtener mayores réditos económicos. Educando y gestando dentro de parámetros similares, es más fácil crear puentes entre las compañías, sean del mismo país o del exterior. Esto favorece el flujo de producciones, facilita las coproducciones, el intercambio de artistas y amplía la posibilidad de obtener recursos por patrocinio.

.
Este es un trabajo lento, que ya está en marcha y que suma adeptos día a día. Serán las nuevas generaciones de emprendedores y artistas, los que quizás verán la luz a través del trabajo en colaboración, algo que los grandes teatros hacen desde hace años y es la base de su crecimiento.

.
Porque no solo estamos en un momento en donde es indispensable unirnos para ser más fuertes, organizados y por ende reconocidos, sino porque también es indispensable abrir más puestos de trabajo confiables y seguros, para que todos los artistas puedan vivir de lo que aman y para que todos los ciudadanos puedan disfrutar de la ópera en su ciudad. Tenemos que ser capaces de ofrecer educación de primer nivel tanto en una gran metrópolis como en cualquier otro punto de un país y debemos encontrar la forma de generar espacios fuertes y rentables, para que miles de artistas y técnicos tengan un espacio para desarrollarse sin necesidad de emigrar.

.
Consideremos, que este gran cambio que se aproxima en la ópera off, será el paso que hará que este medio salga a la luz de una manera más intensa y profesional y será el momento en que los grandes teatros tendrán que reconocer que es este medio naciente y en crecimiento constante, el que los provee grandes figuras que luego brillan en sus escenarios.

.
Por eso la ópera se siembra…se siembra despacito y con un objetivo firme: Hacer de este medio un lugar más justo, respetuoso, colaborativo. Un medio que represente el verdadero potencial de nuestros artistas y para ello necesitamos programas de formación, proyectos off de excelente calidad y administrativamente bien llevados, para que los directores artísticos de los grandes teatros y compañías, levanten la vista y busquen más allá de los cantantes o directores estrellas del momento. Necesitamos una conexión entre redes, y sobre todo necesitamos más humildad en el medio.

.
Crecer con amor, con colaboración, aportando cada uno lo que puede, con responsabilidad y con firmeza. Muchos podrán decir que es una utopía, pero en Lyric Soul estamos trabajando para que américa tenga el medio off que se merece. Para nosotros, no es una utopía, sino que ya es una realidad.

.
Más información sobre nuestros programas y proyectos en www.lyricsoul.com.ar
.
Buenos Aires, 22 de febrero de 2018