Melissa Giorgio: “Que la historia se colme de nuevas próceres, heroínas, combatientes, líderes creadoras”

Para visibilizar el rol de la mujer en los teatros durante el mes de marzo y saber distintos puntos de vista con respecto al género femenino en el sector cultural, OLA entrevistó a cinco mujeres; una de ellas fue Melissa Giorgio Alcalde, coordinadora del área de públicos del Gran Teatro Nacional, Lima -Perú, es comunicadora social, gestora cultural y actriz. 

 

Melissa está vinculada al sector cultural desde el 2003, año en el que se desempeñó como productora teatral y consultora en temas de gestión de proyectos artísticos y educativos. Nueve años después creó e implementó el Programa de Formación de Públicos del Gran Teatro Nacional del Ministerio de Cultura de Perú, reconocido por la ONG Ciudadanos al Día como Buena Práctica en Gestión Pública 2015 y 2016, un año después, este mismo programa fue reconocido como aliado por la educación por el Ministerio correspondiente. 

 

Esta mujer multifacética también ha sido becaria en programas de gestión cultural e industrias culturales en Estados Unidos y en República Popular de China. Es, además, docente universitaria y conferencista, con más de quince años de experiencia en el sector público y privado. 

 

“La mujer ha estado siempre, pero podría ser más protagonista, que la historia se colme de nuevas próceres, heroínas, combatientes, líderes y creadoras. Nos abrimos espacio creyendo en una misma, escuchándonos y teniendo el valor de plantearnos proyectos realizables.  Tener un rol activo y registrar lo que se logra será  fundamental, pero se necesitan sistemas y condiciones para que su participación sea constante”, comenta.

 

¿Cuáles son las dificultades y desafíos de tu cargo?

Por un lado, conciliar la creatividad y la vehemencia por lograr desarrollar proyectos sostenibles, con la realidad presupuestal del espacio cultural.  Y por otro, formar un equipo sólido de trabajo, que coincida y resuene con los valores y misión de la organización, es decir, un grupo entusiasta con ganas de aprender y de construir en conjunto en favor de las personas y de los públicos.

 

Como mujer ¿qué ha sido lo más desafiante?

Que los comentarios machistas no afecten mi confianza creadora. Deseo que la voz y las historias de mujeres, recobren hoy un lugar en la escena. Quiero ver más magia, resiliencia,  fuerza y sensibilidad.  Quiero ver que nos abrimos camino y compartimos, no que competimos.

 

¿Cuál es el aporte de las mujeres en el rubro de las artes escénicas?

Nuestro aporte es tan valioso como el de los hombres, pero buscamos que sea más visible.

 

Buscamos la equidad en todos sus oficios: cuotas de empleo, salarios, oportunidades, presencia. Cada persona deja una huella en el trabajo colectivo escénico. No considero que, por ser mujer, es una mejor que otro en la labor, pero no siempre coincido con colegas en esto. 

 

Valoro entonces a las artistas y gestoras que abren camino. A las diseñadoras, directoras, dramaturgas, programadoras, luminotécnicas. A las ministras, jefas de escena, electricistas. A las jóvenes que se especializan en rubros asignados preferentemente a los hombres, a todas ellas que se abren camino, que buscan su espacio, que defienden sus oportunidades.