Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Qué es la Técnica Alexander y cómo puede ayudarte en tu carrera artística

En el marco del Ciclo Escena Artistas, Louise Phelan, profesora residente del Instituto Nacional de Bellas Artes para el Coro de Madrigalistas y el Estudio de Ópera de Bellas Artes de Méxic0, compartió con los asistentes sus conocimientos sobre la Técnica Alexander, derribando mitos sobre la respiración y entregando tanto consejos como ejercicios prácticos para mejorarla.

 

La Técnica Alexander es un proceso educacional que desarrolla la habilidad de re-alinear la postura para evitar la tensión muscular y mental innecesaria. Esta técnica tiene más de 100 años de antigüedad, y desde su creación se ha utilizado en todo tipo de personas, especialmente en aquellas cuya principal herramienta de trabajo es el cuerpo, como en el caso de los cantantes.

 

La Técnica se basa en principios que mejoran la manera en que nos coordinamos en el uso diario de nuestra estructura tanto emocional como física, y tiene múltiples beneficios, siendo el principal de ellos ayudar a los cantantes a eliminar la tensión innecesaria al momento de cantar.

Además, ayuda a obtener un movimiento y respiración más libre, mayor conciencia corporal y mejorar la  coordinación.

 

La importancia de la respiración

 

Durante la charla, Louise tocó un tema que es de suma importancia para cualquier cantante: la respiración.

A continuación, revisaremos 5 mitos muy comunes en torno a ella.

 

MITO # 1: La respiración abdominal es la forma más eficaz de respirar para cantar

Realidad: ¡Es anatómicamente imposible respirar con el estómago! Si bien muchos maestros ofrecen esta instrucción como una metáfora para evitar la respiración superficial o levantar los hombros, los estudiantes a menudo lo toman literalmente, lo que crea un tirón hacia abajo en el torso y ejerce una presión inncesaria sobre la columna y todo el mecanismo vocal .

Solución: Tener un body-map adecuado basado en el diseño natural de la respiración.

 

MITO # 2: Para cantar, debes respirar deliberadamente

Realidad: Respirar forzadamente crea un exceso de tensión y rigidez, al interferir con la elasticidad natural del torso. Funciona de manera más eficiente cuando respiras de manera orgánica.

Solución: Permite una exhalación controlada (siseo o “ah” susurrado) y cuando llegues al final de la exhalación espera y permite una inhalación dejando que las costillas y todo el torso se suelten y se expandan. Canta una frase musical y, en lugar de tomar un respiro, comienza con una exhalación controlada y espera una inhalación reflexiva y natural.

 

MITO # 3: El diafragma y los músculos abdominales ayudan a “soportar” el sonido.

Realidad: Cantamos con exhalaciones y dado que el diafragma es un músculo de la inhalación, es físicamente imposible que el diafragma participe en el apoyo del sonido que sale. Cuando cantamos, el objetivo es soltar el aire a un rimto lento constante. Los abdominales solo pueden forzar el aire a salir más rápido, lo que trabaja en contra de ese objetivo. Es todo el torso que ayuda a “soportar” el sonido.

Solución: Piensa en un apoyo que permita mantener una coordinación erguida equilibrada mientras liberas lentamente.

 

MITO # 4: Parcticar ejercicios de respiración es la mejor manera de mejorarla

Realidad: La respiración ocurre naturalmente y es un locura pensar que podemos mejorar la naturaleza. Los ejercicios de respiración, especialmente cuando se realizan fuera de contexto, son, en el mejor de los casos, neutrales y, en la mayoría de los casos, acentúan los hábitos dañinos. A menos que se descubran y liberen patrones habituales de tensión, los ejercicios de respiración solo perpetúan los hábitos. Mejorar la respiración es casi siempre un proceso sustractivo, no aditivo.

Solución: El lugar de ejercicios de respiración, descubra donde se está interfiriendo con el funcionamiento natural de su diseño de respiración. Los hábitos comunes son acortra, bajar, contraer y apretar para respirar.

 

MITO # 5: La respiración debe hacerse mecánicamente para lograr consistencia en el sonido.

Realidad: La respiración es emoción. Como artista se debe tener la flexibilidad y la espontaneidad para respirar de cualquier forma que la música o el personaje requiera en ese momento. La respiración mecánica conduce a un canto mecánico.

Solución: En lugar de pensar en la respiración, piensa en el sonido deseado de la música y deja que todo el cuerpo esté libre para producir ese sonido.

 

Consejos que sí funcionan: 

  • Respirar comienza con la exhalación.
  • Respirar es una actividad tridimensional: alarga, ensancha y profundiza.
  • Deja que la respiración mueva lo que quiera en tu cuerpo.
  • Invita a la coordinación y cooperación corporal total.
  • Sonríe.
  • Inspírate.
  • Ten una intención clara de lo que quieres comunicar al momento de cantar.
  • Encuentra tu balance corporal.
  • El aire exhalado sube.
  • Incluye tu nariz.
  • Evita jadear.
  • Estás mejor cuando no piensas en la respiración. Solo déjala salir.

 

 

A continuación, te dejamos el video completo de la charla “Libera tu cuerpo, voz y respiración con la Técnica Alexander”, con Louise Phelan: 

 

X