La ruta del Regisseur: Entrevista a André Heller-Lopes

El estreno este 16 de julio de La finta giardiniera, la nueva producción de la Ópera de Silesia y la Academia de Música de Katowice, es el nuevo desafío del joven director de escena, la cual marcará el final de la temporada de los 73 años en la Ópera de Silesia.

.
André Heller-Lopes, es uno de los regisseurs en la ópera más activos de América Latina, ha dirigido producciones en Brasil, Argentina, Uruguay, Portugal, Austria y Reino Unido, Malasia y Estados Unidos. Se formó en el prestigioso programa San Francisco Merola Opera y en el Young Artist Program de Covent Garden. En 2013 recibió Britten100Award y su producción del Sueño de una noche de verano fue finalista en la categoría de Mejor ópera en los Opera Awards 2014. Distinguido en 2012 por la revista Epoca como una de las 100 personalidades más influyentes de Brasil, André Heller-Lopes ha sido ganador por tres años consecutivos del “Premio Carlos Gomes” como mejor director de escena de ópera en Brasil y de la distinción de la Asociación Argentina de Críticos de Música a la mejor producción del año 2015. André Heller-Lopes obtuvo el título de Philosophy Doctor del King’s College London en 2011. En agosto de 2013, André Heller-Lopes apareció en un perfil de 9 páginas en la revista Opera (Reino Unido).

.
El repertorio de André Heller-Lopes incluye una gran variedad de óperas desde obras clásicas (Medée, Le Nozze di Figaro, Idomeneo, Die Zauberlföte, Renaud) hasta las principales óperas románticas (Tristan und Isolde, Carmen, Nabucco, Rigoletto, Lucia di Lammermoor, Samson et Dalila, Eugene Oneguin, Werther) y Verismo (Andrea Chenier, Adriana Lecouvreur, Tosca, Manon Lescaut) a las obras maestras modernas (Salomé, Ariadne auf Naxos, Der Rosenkavalier, Der Zwerg, Savitri, Jenufa) – todo el camino hasta Roger Water’s rock-opera Ça Ira. La producción más aclamada de un André Heller-Lopes fue Der Ring des Nibelungen de Wagner.

.
Sus recientes y futuros proyectos de compromisos incluyen Faust  en el Amazonas, La Finta Giardineira en Polonia, el estreno brasileño de Katya Kabanova de Janácek, Turandot, Trouble in Tahiti y Aida en Alemania.
.
Has dirigido en países como Reino Unido, Estados Unidos, Argentina, Portugal y Brasil, ¿Qué te lleva a Polonia?
Polonia en 2018 y una vez más en 2019 (y Alemania también en 2019) es una consecuencia de años de estudio y trabajo, de amadurecimento de la manera como me gusta hacer la puesta es escena- un estilo quizás – pero sobretodo fruto de una decisión de volver a América Latina en 2011. En ese momento vivía en Lisboa, ciudad que adoro, y trabajaba en el Teatro Sao Carlos coordinando el Young Artists de ellos, pero me quedaba claro que para poder alzar vuelos escénicos más altos y ayudar la opera debería volver a Brasil.
.
Eres considerado como uno de los más activos directores de escena de América Latina, ¿ Cuál crees que es la responsabilidad que tienes tras esa consideración?
La responsabilidad de hacer algo original y de no copiar videos y puestas en escena de Europa y América (por más maravillosas que sean); de investigar la manera Latinoamericana de hacer ópera y proponer algo en ese sentido. Creo que soy la primera generación de regisseurs especializados en ópera de Brasil y por eso tengo la responsabilidad de ser un profesional preparado, que conoce el repertorio, que es músico, que habla los idiomas de las óperas y que no paro de estudiar jamas! Sobretodo, saber que los presupuestos para la ópera en Latinoamérica son preciosos y que hay que crear algo bueno y duradero, que respete el público apasionado de la ópera y también sirva para atrair nuevos públicos. La responsabilidad de ser responsable!
.
Te has destacado por tu gran permeabilidad de dirigir diferente estilos de óperas, ¿Cual es tu estilo preferido, eres un romántico, más clásico o te gustan las nuevas producciones?
Soy un apasionado de la ópera, y de las voces. Eso me lleva a amar un repertorio muy vasto. Con los años creo que aprendí cuáles son los títulos que me salen mejor o más fácilmente. Seguramente las obras de fines del XIX o inicio del XX son las que más me atraen: Janácek, Puccini, Strauss, los veristas… y, claro, Wagner – Tristan y el anillo en Brasil son momentos llave de mi trayectoria. Gracias a mi formación en Londres, tengo claro que las óperas que demandan mucho conocimiento técnico y de más puesta en escena operística (las con grandes coros y mucha gente sobre el escenario) se convirtieron en una especialidad. Estoy muy contento de poder estrenar por primera vez en Brasil un título íntimo y mágico como Katya Kabanova de Janáček, o de trabajar con un gran coro de artistas que adoro y muchos solistas en un título como Turandot de Puccini, soy muy honrado por los teatros de Sao Paulo al invitarme a participar en esos títulos.

.
Curiosamente, hago pocas comedias pero cuando les he hecho me salieron muy bien, como ese enorme éxito que recién tuve con La Finta.
.
En tu opinión, ¿Cuál es el valor que pueden aportar los artistas latinoamericanos al desarrollo de la lírica en el mundo? ¿Qué consejo les darías?
Bueno, yo soy un optimista y entusiasta del talento latinoamericano! Mi consejo seria estudiar muchísimo, prepararse más que los otros, pero no copiar, ser original, tener una “firma”, una personalidad artística. Creo que ese puede ser “nuestro momento” y veo un gran interés de los Europeos por la manera que hacemos ópera — como cantaba Carmen Miranda, una “south american way”, y también para la ópera!
.
Su Próxima producción

.
“La finta giardiniera” es la ópera cómica de Mozart que rara vez se ha escenificado. El compositor escribió la obra en Munich, cuando apenas tenía 18 años. Aunque la ópera tiene casi 250 años, atraerá a la audiencia contemporánea, dice su director André Heller-Lopez. Los personajes están envueltos en situaciones que son universales y atemporales y, por lo tanto, pueden servir como un espejo para nosotros, el público contemporáneo. El lenguaje y la jerarquía social han cambiado, sin embargo, la naturaleza humana es la misma. Sobre todo, la música de Mozart es deliciosa.

,
La actuación está dirigida por André Heller-Lopes. Bassem Akiki, director musical de la producción, es uno de los directores jóvenes más talentosos, que colabora con los principales escenarios de la ópera en Europa y actualmente es el director artístico de la ópera de Silesia. El equipo de producción cuenta con los siguientes miembros: Renato Theobaldo – Escenografía, Dagmara Walkowicz-Goleśny – Disfraces y Dariusz Albrycht – Luces.

.
La finta giardiniera es una coproducción con la Academia de Música de Katowice. El objetivo del proyecto es permitir que los estudiantes, jóvenes cantantes, participen en la producción profesional de ópera.