Bajo la Lupa: Entrevista a Vittorio Grigolo

Entrevista al tenor italiano Vittorio Grigolo

Por Ximena Sepúlveda

.
Vittorio Grigolo es un tenor lírico italiano con actuaciones en crossover clásico. Nacido en Arezzo, creció en Roma, donde inició sus estudios de canto en el coro de la Capilla Sixtina, del que formó parte como solista.

.
Debutó a los 13 años como el pastorcito del tercer acto de Tosca junto a Luciano Pavarotti, que lo llamó ‘Il Pavarottino’. Debido a sus condiciones vocales fue exceptuado del servicio militar.1​ A los 18 años se unió a la Wiener Staatsoper y a los 23 debutó en La Scala de Milán.

.
Su primer álbum solista se llamó In the hands of love, un álbum popular y clásico que él llama “Popera”, que batió récords de venta. De gran popularidad en Inglaterra, cantó en el Royal Albert Hall junto a Plácido Domingo y Kiri Te Kanawa, y en su debut en el Covent Garden (junio de 2010) junto a Anna Netrebko en Manon de Massenet.
.
Tu última interpretación de Tosca, que fuera transmitida al mundo via HD y donde le dieron un toque juvenil a la interpretación, fue catalogada por muchas personas como la Tosca más entretenida que se haya visto.  Cuando interpretas algo que te gusta enormemente, ¿te conviertes en el personaje o estás constantemente analizando que es lo que viene a continuación?
Gracias Ximena, por tu lindo comentario.  Siempre fue mi gran sueño el poder cantar la Tosca, especialmente con tan grande difusión.

.
Nunca me aburro de cantar la misma ópera continuamente.  Siempre encontramos algo nueva para interpretar. Esoy muy contento que me digas que la gente piense que hice una interpretación tan buena en la transmisión  HD, que se presentó por todo el mundo. Me tomó 27 años poder convertirme en Mario Cavaradossi y para mí es muy importante lo que piensa el público.  Si hay solamente una persona que haya disfrutado con mi canto, entonces ya me siento feliz y he cumplido mi misión.   Tosca es mi ópera favorita, es tan hermosa y tan bien escrita, que siempre fue un gran sueño el poder interpretarla.

.
Cuando canto me convierto en un instrumento que comunica lo que escribió el compositor.  No me transformo en el personaje, ni tampoco estoy pendiente de las notas, soy simplemente un vehículo que ofrece todas las experiencias de su vida por medio del sentimiento.  Siempre estoy concentrado en el personaje. Me entrego por completo. Nunca perdemos la concentración en lo que estamos haciendo. Es lo que se llama un don, donde nos damos por completo.  Se trata de crear música, donde el músico entrega el corazón entre nota y nota. Nos adentramos en la música sin separarnos del personaje y es una entrega total. Aprovecho cualquier experiencia de mi vida para darle vida.
.
¿Alguna vez te has sentido hastiado de cantar continuamente el mismo personaje?
Nunca me aburro de cantar la misma ópera.  Siempre se encuentra algo nuevo. Siempre hay un cambio en la voz y también el cuerpo va transformándose.  Empecé como tenor lírico ligero y ahora voy camino al spinto. Cada día descubro algo nuevo. He madurado y ahora puedo cantar un repertorio más amplio en la voz de tenor.   La vida te enseña lo que debes hacer. Hay tanta música hermosa para tenor. Siempre me gusta repetir el rol, porque veo qué más puedo introducir. Me concentro en el personaje y no pienso en nada más.  No estoy tratando de cantar notas, me abandono en el sentimiento y entrego mi vida al público.
.
¿Cuál es tu rol  favorito…donde te sientes más cómodo y por qué?
Quizás sea Tosca.  El Elixir, que fue mi primer rol y también el repertorio francés me gusta mucho y es donde me siento muy cómodo.  Si no me siento a gusto en el papel, no lo interpreto. Ahora sé lo que quiero y cómo hacerlo, es lo que me gusta y he decidido hacer.   Todos los roles son importantes. Tengo mucha confianza en mí mismo y puedo decidir lo que quiero hacer, pero no hay preferencia especial por nada.  Empecé como tenor lírico-ligero y ahora me encamino al spinto, lo que me dá mayores oportunidades de adentrar en papeles más dramáticos. Nunca nos separamos del personaje.  Nos involucramos en tal forma en la música, que nos olvidamos de todo lo exterior. El cuerpo va cambiando con el tiempo y disfruto todos estos cambios y ver la transformación del ayer al presente.   Soy yo el que decide y si no me siento cómodo con el personaje, no lo interpreto. Sé lo que quiero hacer. No hay preferencia en especial. Algunos roles me llevan al pasado, pero siempre miro hacia adelante.
.
¿Tienes o tenías algún Plan B o plan anexo, en caso de no tener éxito en la ópera?
Si.  Plan B y C y todo el alfabeto.  Tengo demasiadas ideas para llevar a la realidad.  Me gusta pintar, disfruto de la escultura, me encanta escribir música y me fascina el teatro..   Tengo muchas ideas diferentes y siempre pienso en algo nuevo, El Plan B está por todas partes y lógicamente, lo más importante es ser feliz.
Soy muy flexible como artista, así que el Plan B se encuentra por todos lados.
.
Si tuvieras que cambiar tu repertorio en la actualidad, ¿qué harías?
Ya lo estoy cambiando.  Empiezo a cantar cosas un poco más serias:  con los años uno cambia. Estoy entrando en roles más dramáticos, como Puccini y Verdi, que se acomodan a mi edad y el punto de mi carrera.  Papeles como Carmen, Trovatore, Ballo, Turandot, etc.  Todos me vienen bien actualmente.  Como ya te dije, con los años la voz empieza a madurar y se debe cambiar el repertorio poco a poco.  
.
¿Cómo haces para relajarte después de una extenuante actuación?
A veces me reúno con mis amigos más cercanos o si es muy tarde, sencillamente descanso en un sofá.  También me relajo en el camerino durante los intermedios. Hago cosas sencillas en general; puedo ir a comer fuera o descansar en forma solitaria.  Nada muy especial, más bien hago cosas del diario vivir. Nada complicado.
.
¿Cuáles son o han sido tus cantantes más admirados?
Todos.  Un tenor siempre se interesa por los otros tenores, especialmente de la época de oro de la ópera y cada intérprete aporta algo especial del cual es mayormente admirado, sea el tono de la voz, el fraseo, la emoción, la técnica, la expresión, los matices, etc.  Tenores como Gigli, Corelli, Mario del Monaco, Giuseppe di Stefano, el gran Pavarotti, Björling, Wunderlich; los amo a todos y los admiro enormemente. No podemos olvidar al inigualable Mario Lanza y su hermosa romanza Be my Love, que también me gusta interpretar.
.
Si tú fueras el Director General de una compañía de ópera, ¿cómo la manejarías?
Lo haría muy bien y si alguna compañia de ópera me quiere nombrar Director General, estoy a su disposición.  No doy todas mis ideas porque me las pueden copiar. Mi mayor interés sería despertar el amor a la ópera en la gente joven.  No solamente cantantes, sino todo tipo de intérpretes. Me concentraría en óperas novedosas que puedan interesar a las nuevas generaciones y al mismo tiempo darles oportunidad para que puedan desarrollarse en este campo.
.
¿Te dejas llevar por la emoción cuando cantas?
También me dejo llevar por la emoción cuando canto y lloro, río y sufro de verdad cuando estoy interpretando frente al público.  No me guardo nada, todo lo doy, pero también con cierto control. Todo debe ser limpio y no hay que resguardarse en las notas. La emoción siempre está ahí, pero hay que saber controlarla.  Siempre reconozco que tenemos un don y hay que saber conservarlo.
.
¿Cómo puedes cantar en una ópera si te sientes cansado?
Trato de descansar en mi camerino durante las pausas.  Como bien con anticipación y trato de no hablar demasiado.  Me río, converso con los demás, escucho música y trato de ser siempre positivo.  
Un saludo a tus lectores.
______________________________________________________
Nueva York, 13 de marzo de 2018