Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Entrevista a María Cecilia Sánchez y Ramón Barranco del Teatro Sánchez Aguilar

“El desafío es hacer que el público venga al teatro, estamos implementando acciones para el desarrollo de audiencias”, Directora ejecutiva María Cecilia Sánchez y el Director Artístico Ramón Barranco del Teatro Sánchez Aguilar.

 

La Fundación Sánchez Aguilar construyó el Teatro Sánchez Aguilar para contribuir al desarrollo cultural de la comunidad de Samborondón en Guayaquil. Desde su creación en 2012, este nuevo espacio ha permitido promover la cultura y el talento nacional en todas las expresiones artísticas, así también, acercar a los ecuatorianos a una programación internacional. Su Directora ejecutiva María Cecilia Sánchez y su Director Artísticos Ramón Barranco nos comentan sobre sus trabajo y futuros proyectos. 

 

Ramón: ¿Cuáles son sus desafíos para el 2019?

Nuestros desafíos de este año y los venideros, son convertirnos en el espacio diferenciador, ofreciendo títulos y producciones que no sería posible programarse en otros espacios culturales de la ciudad. Igualmente seguir apostando por dramaturgias que hablen de diferentes temas sociales que nos atañen a todos, en el caso de este año hablar del abuso a menores a través de la obra Hamelin, del académico de la RAE Juan Mayorga.

Aunque el mayor desafío es hacer que el público venga al teatro, y para ello estamos implementando una acción directa en la creación de públicos, ofreciendo prácticamente todos los fines de semana funciones infantiles, con una especial mirada en el mundo de los más pequeños, bebés de hasta 5 años. Y trabajando con adolescentes y jóvenes en proyectos dirigidos a su participación en la programación del teatro.

Igualmente seguir colaborando con el tejido cultural de la ciudad y del país, realizando coproducciones con diferentes compañías y productoras, tanto de ballet, teatro y musicales.

 

María Cecilia: ¿Cuál cree que es el valor del trabajo en red, y cómo crees que la adhesión a OLA repercutirá en la relación de el Teatro Sánchez Aguilar con el resto de Latinoamérica?

Al ser una Fundación privada, toda alianza, colaboración o red que se genere es beneficiosa. Nos ayuda a elevar la labor que realizamos y a llegar a diferentes ámbitos.  Al adherirnos a OLA estamos conscientes que entramos a formar parte de una red de teatros que nos abre las puertas y nos ubica en una plataforma prestigiosa que nos exige y nos compromete en nuestro camino a la excelencia.  

 

María Cecilia: Desde hace unos años trabajan en conjunto con Teatro Calderón de Valladolid, España con el proyecto cultural para jóvenes “La Nave” que busca desarrollar sus habilidades artísticas, cuéntanos sobre cómo se gesta esta alianza, cómo ha contribuido localmente y sus resultados. 

La Nave es parte de los proyectos que la Fundación Sánchez Aguilar genera con el propósito de formar públicos y de dar la oportunidad a jóvenes en diferentes disciplinas escénicas.  Llegó hace dos años como parte de conversaciones que nuestro Director Artístico mantuvo con el Teatro Calderón y con los creadores del proyecto, Nina Reglero y Carlos Nuevo.  Es una oportunidad que se brinda a los jóvenes de Guayaquil al poder trabajar de la mano con dos grandes talentos y así experimentar y descubrir su vocación. Además tenemos UrBand concurso de bandas y Maratón de Teatro, todo, dirigido a noveles talentos.

Ramón: El teatro cuenta con varios proyectos y programas como lo son la Factoría Cultural  y la Maratón de teatro, háblenos de su desarrollo y en qué consisten, y cómo los ha recibido la comunidad. 

Dentro de las acciones que hacemos debido a la misión y visión de la Fundación, hacemos un gran trabajo con la comunidad para acercarles al mundo del teatro, tanto al público en general como a los que quieren dedicarse a las artes escénicas profesionalmente.

La Maratón de Teatro es uno de los proyectos que nacen, junto con Ur-Band qué es un concurso dedicado a bandas emergentes, desde la primera temporada del teatro, con el fin de atraer a un público joven. La Maratón es un concurso de dramaturgia y puesta en escena, donde grupos o compañías emergentes, deben ofrecer el embrión de una proyecto o idea a desarrollar, de no más de 15 minutos y donde el premio para el grupo ganador será la producción y puesta en escena de la obra, con el acompañamiento de todos los equipos de trabajo del teatro, desde producción, construcción, técnico, marketing y comunicación, con el fin de ayudar a la profesionalización de dichos grupos en todos los aspectos de una producción artística incluida el seguimiento de la misma.

La Factoría Cultural va dirigido a un público general, curioso por conocer más detalladamente diversos aspectos de las artes escénicas, y lo desarrollamos a través de conversatorios, lecturas dramatizadas, talleres, conferencias, de diferentes temas y así obtener un público más crítico y conocedor del medio artístico.

 

Ambos: Fiel a los objetivos de la Fundación, el Teatro Sánchez Aguilar tiene una política medioambiental que aplica también a todos los instrumentos utilizados, durante la producción y creación de una puesta en escena. ¿Cómo se reutiliza, reusa y recicla un espectáculo? 

Nuestra política ambiental aplica tanto a los materiales utilizados en nuestras producciones, como en una visión más amplia, no sólo convirtiéndonos en un punto de almacenamiento de residuos de la comunidad, sino en realizar mediciones de nuestros efluentes, calidad del aire, agua y ruido, y en la utilización de elementos eco-amigables. 

En el caso concreto de la reutilización y reciclaje de nuestros elementos escenográficos, siempre tratamos de reutilizar en todas nuestras producciones, elementos como la madera, el hierro, el aluminio, el gypsum, etc. Tratando de sacarle el mayor provecho posible, y no descartándolo en cada producción. Igualmente reciclamos los muebles, utilería, vestuario, etc. Volviéndoles a dar vida en otras producciones a través de nuevas tapicerías, diseños de vestuario, etc.

Cuando hay elementos que ya creemos que no van a ser reutilizados, como mesas, sillas, sofás, lámparas, etc, realizamos un mercadillo con todo ello entre nuestros colaboradores, tanto internos como externos, así como amigos del teatro, consiguiendo de esta manera, no solo poder conseguir un reembolso del costo de nuestras producciones, sino además no generar demasiado desperdicio. Y en caso de haberlo, éste se envía a los lugares que tienen las diferentes instituciones públicas, Prefectura y Municipio, para su reciclaje.

María Cecilia: En el 2012 se inauguró el Teatro Sánchez Aguilar, el primero de Samborondón. ¿Cómo surge la idea desde la fundación de construir un teatro? ¿Cómo aportó su construcción a ampliar la oferta cultural en esta región de Ecuador? 

Nace del deseo de nuestro fundador Carlos Sánchez Aguilar, para quien la educación y la cultura han sido prioridades a cubrir en beneficio de la comunidad. La Fundación maneja proyectos educativos como son el plan de becas y el Centro de Promoción Social.  Faltaba un proyecto que trabajara por la cultura. El Teatro fue una maravillosa inspiración que no solo ha ayudado a ampliar la oferta cultural si no que todos quienes forman parte de este gremio se benefician constantemente del trabajo que genera.  Directores que vienen de otros países y que van dejando su entrenamiento, enseñando nuevas formas de hacer teatro. Colaboraciones que traen al país oportunidades de aprendizaje y desarrollo. Todo esto combinado con la labor que como Fundación realizamos con colegios y universidades, va sembrando una formación de la que se beneficiaran las próximas generaciones.

 

Ramón: ¿Qué tipo de espectáculos se pueden encontrar en el teatro, y cuales son las apuestas para las próximas temporadas? 

Nuestra programación en general es muy ecléctica, intentando llegar a los diversos públicos. Tenemos todo tipo de espectáculos como teatro, comedia, drama o social, Ballet, con un homenaje al gran coreógrafo inglés del Royal Ballet, nacido en Guayaquil, Frederick Ashton, musicales como la puesta en escena de Chicago y un musical chileno dedicado a la figura de Lennon. Y por supuesto música, desde clásica, flamenco, pop y rock y con artistas como Ara Malikian, Antón Jiménez, El Mató a un policía motorizado o Kevin Johansen.

A esto hay que sumarle nuestros proyectos para jóvenes como LA NAVE, que seguiremos con dicho proyecto en los próximos años, así como la colaboración que realizamos con una asociación de la ciudad que lleva más de 15 años organizando sendos festivales de danza contemporánea y teatro iberoamericano.

En las próximas temporadas nuestras producciones teatrales, van a ir encaminadas hacia títulos universales de la dramaturgia del siglo XX principalmente, queremos poner en escena obras de autores como: Ingmar Bergman, Neil Simon, John Steinbeck, JP Miller o Federico García Lorca y apostar por musicales de nueva creación, contando para ello con autores y compositores ecuatorianos.

También dedicaremos un ciclo a la música clásica, incidiendo en la época de L.V. Beethoven, sumándonos así a todos los eventos de celebración de los 250 años del nacimiento del compositor alemán. Igualmente estamos estudiando las giras internacionales del Ballet de Biarritz, o de Café Tacuba y su concierto sinfónico, o voces femeninas como Julieta Venegas o Mon Laferte.

 

Sobre María Cecilia Sánchez de Martinod

Esposa y madre de siete hijos. Se graduó como Economista en Trinity University, Washington DC. Maestría en Administración de Empresas en la Universidad George Washington. Máster en Asesoría Educativa Familiar por la Universidad de Villanueva adscrita a la Universidad Complutense de Madrid. Después de 15 años de trabajo en el campo de la Educación, en el año 2014 aceptó el compromiso de asumir la Dirección Ejecutiva de la Fundación Sánchez Aguilar cuyo lema es “Educar es Liberar”. El trabajo de la Fundación gira en torno al Programa de Becas para adolescentes, el Centro de Promoción Social y Desarrollo Integral que promueve el empoderamiento de las mujeres en oficios productivos, el Albergue Rosa Eva Aguilar de Sánchez para familias que vienen de fuera de provincia y tienen pacientes en dos hospitales principales de Guayaquil y el Teatro Sánchez Aguilar donde por medio de su programación brinda una plataforma a los artistas nacionales y los eventos internacionales son una opción importante para que la comunidad tenga acceso a compañías y artistas de gran nivel.  Además, los proyectos como UrBand, Maratón de Teatro, La Nave y otros de menor alcance han sido desarrollados con el propósito de construir públicos y acercar el Teatro a la comunidad.

 

Sobre Ramón Barranco

Su formación es musical, comenzando sus estudios en el conservatorio de Valladolid, su ciudad natal. Además realiza estudios en Historia del Arte y Filosofía. Desde finales de los 70, colabora con diferentes asociaciones culturales de su ciudad, vinculadas principalmente con la música, comenzando a trabajar como gestor cultural.

En el año 85 comienza a organizar diferentes festivales de música en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, de donde es capital su ciudad, festival de Música Contemporánea “MUSIC-KOKEN” de Valladolid, Festival Coral de Ávila, Festival de Música Sacra de Valladolid, Festival de Música Antigua de Burgos. En el año 1995 crea su empresa, BARRANCO, Producciones Culturales, dedicada a la Gestión, Producción y Distribución de Artes Escénicas y Música. Desde finales de los 90´s comienza a trabajar con Latinoamérica, colaborando con festivales como el FIT de Bogotá, el FIT de Caracas, El FITAM de Santiago de Chile, el FIT de Cádiz, el Festival de Manizales, el Festival Don Quijote de París o el Festival de la Universidad de Guadalajara (México), entre otros. Igualmente participa activamente en los diferentes mercados de Latinoamérica, El Mercado de Salvador de Bahía, Puerta de las Américas (México), Redlat, MICA o MICSUR.

Desde el año 2011 es el Director Artístico del Teatro Sánchez Aguilar, cuyo patrono es la Fundación del mismo nombre.

X