Noticias

Primera soprano latinoamericana seleccionada en el Young Artists Programme del Royal Opera House

5 de febrero de 2018 Artistas, Audiciones, Destacadas, Directores, Entrevistas OLA, Miembros

Yaritza Veliz,  soprano chilena de 26 años de edad, es la primera mujer latinoamericana en ser escogida para participar del Jette Parker Young Artists Programme del Royal Opera House

La travesía comenzó en mayo del 2017 durante la gira en la que David Gowland y André Heller Lopes del Programa Jette Parker para Jóvenes, realizaron gracias a la organización del Royal Opera House en conjunto con OLA,  para dar master clases en cuatro ciudades latinoamericanas: el Teatro Municipal de Rio de Janeiro, Teatro Colón de Buenos Aires, Municipal de Santiago terminando en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá.

Durante esta gira conocieron a Yarita Veliz, una alumna de interpretación mención canto lírico en la Universidad de Chile oriunda de Coquimbo, quien les sorprendió a tal nivel, que la seleccionaron para audicionar en el Young Artist Programme del Royal Opera House.

Yaritza en el año 2014 obtuvo el 3° lugar en el concurso internacional de ópera “Laguna mágica” y el mismo año obtiene el 1° lugar en el concurso nacional  “Mujeres en la música” realizado por el National Museum of Women in the Arts de EE.UU en conjunto con la Universidad mayor. Se ha presentado en el Teatro el Lago de Frutillar, Nueva York y en Washington DC y en el Festival de Verano Castleton C.A.T.S Program. También en óperas como “Tancredi”, “Le convenienze teatrali”, “La Boheme”, “Jenufa” y  “Cenerentola” en el Teatro Argentino de La Plata, el Municipal de Santiago y Concepción. Y en 2018 será Zerlina  en “Don Giovanni” y Madalena en “Cristo del Elqui”, dos producciones del Municipal de Santiago.

 

Cuéntanos, A lo largo de tu carrera ¿Cuáles han sido las barreras con las que te has encontrado como cantante latinoamericana?

La mayor barrera es lo económico, mi familia es de clase media baja, mi mamá en ese entonces era asistente de párvulos y actualmente es educadora de párvulos, se tituló hace muy poco, mientras que mi papá es camionero. De ambos aprendí la perseverancia y el trabajar duro por lo que deseas, agradezco cada día los sacrificios que han hecho por mi y mi hermano. Para ellos era muy difícil costear mi carrera, ya que es cara y a parte sumar mis gastos en Santiago, era algo que estaba fuera de nuestro alcance. En 2013 quise dejar de estudiar porque no contábamos con los medios, pero gracias a la beca de la Corporación Amigos del Municipal de Santiago pude continuar mis estudios. Otra barrera es la poca valoración de nuestra carrera, es una carrera de 8 años y medio, casi como un médico, y la gente lo ve como algo fácil o que no requiere estudio y no es así, esta carrera es exigente y muy difícil. Existe tanto talento joven que está esperando una oportunidad, si no me hubieran escuchado yo no estaría aprovechando esta oportunidad en el Jette Parker del Royal Opera House.

 

¿Cómo nace tu pasión por la lírica y tu proceso de formación?

Mi pasión comenzó cuando era muy pequeña, entré al coro de mi colegio Calasanz en la ciudad de Coquimbo cuando cursaba  primero básico junto a mi profesor Enrique Arenas, quien  fue un gran apoyo y me enseñó la base durante mis primeros años de estudio musical. A los 13 años conocí a Mauricio Ibacache y a la senadora por mi región en ese entonces Evelyn Mathey, quién me envió a Santiago cada fin de semana a tomar clases con Patricio Mendez. Fue una etapa dura ya que debía equilibrar entre las exigencias de mi colegio, los viajes y clases cada fin de semana lejos de mi familia en Santiago. A los 13 años la Corporación Amigos del Municipal me becó, soy una de las personas más jóvenes en recibir la beca en canto lírico. A los 18 años quede en la Universidad de Chile con mi maestra Carmen Luisa Letelier, una mujer y profesora muy culta, todo lo que sé de interpretación y estilos se lo debo a ella. En 2014 gané el Concurso de Mujeres en la Música y ahí se destapó todo, antes de ese logro llegué a pensar en retirarme de la carrera, pero menos mal que no lo hice.

 

¿Cómo ha sido tu experiencia como mujer en el mundo de la lírica?

Las mujeres en muchos ámbitos siempre nos sentimos pasadas a llevar, a  la mujer por años nos han visto como el sexo débil pero creo que en esta carrera no se nota tanto la diferencia. En cuanto a nivel artístico te ven igual que a los hombres, en ningún momento me he sentido discriminada y en los sueldos no me meto, porque es un tema de cada uno.

 

¿Te ha apoyado alguna persona u organización en el desarrollo de tu carrera? Y en tu experiencia, ¿Cuales son los principales apoyos que necesita alguien que se está desarrollando como cantante?

El principal apoyo económico y profesional que he recibido es por parte de la Corporación Amigos del Municipal de Santiago, y mi madrina que siempre ha estado a mi lado, Belinda James. En el ámbito de asesoría artística tengo a mi maestra Carmen Luisa Letelier y a mi maestro repertorista Jorge Hevia, quien me prepara los roles y me ayudó con la audición de la Royal Opera House.

Esta carrera es muy difícil, sobre todo por los horarios, faltas a fechas importantes y a compromisos con tu familia; el principal apoyo son tus padres, si ellos están contigo confías más en lo que estás haciendo y en el talento que tienes. Además de tu pareja ,en esta carrera necesitas un partner que te acompañe, entienda, apoye y contenga. Pero cuando estoy lejos de ellos tengo un ángel especial que me acompaña y es mi gran contención que es mi hermano mayor a quien le atribuyo todas las cosas buenas que me han pasado.

 

¿Cómo fue tu experiencia durante las master classes del ROH?

Las master clases se dividían entre actuación y canto, esta última con David Gowland. Cuando tuve las clases con él, dije “quiero trabajar con él a futuro”. A él le gusto mucho mi trabajo pero no pude tener el feedback con él ya que estaba en funciones de Jenufa justo en ese horario. Después vi la pagina de postulación para el Jette Parker y dije debo estar ahí.

Durante las clases me di cuenta que hay cosas técnicas que uno después de tanto tiempo no nota, según David cada país tiene sus propias formas de cantar y Chile tiene uno bien particular al cantar la “a” y la “e”. Tengo la suerte que cuando me enseñan algo lo absorbo como esponja, elimino lo malo y me quedo con lo bueno. Y junto a André aprendimos de los personajes, a profundizar en ellos.

Los chilenos quedamos de lado porque no tenemos el acceso a mucha información sobre estas master clases o talleres o concursos, por último nos gustaría ir de oyentes porque uno igual  aprende.

 

En tu opinión, ¿Cuál es la importancia de programas como el Jette Parker para el desarrollo del talento lírico latinoamericano?

Tengo la suerte de decir que soy la primera latinoamericana que entra en este programa, pero la carrera se hace en el escenario. Nuestra carrera es muy larga en comparación con otros países, son 8 años y deberían ser 4, muchas veces olvidas lo esencial de los primeros años. Estos programas ayudan mucho más porque es el aprender haciendo. Debo decir que gracias al Municipal de Santiago aprendí mucho, siento que esa fue una muy buena base para enfrentarme sin miedo a los escenarios y disfrutar. Lo más importante es que las tablas enseñan, no las salas de clases.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
hazte miembro

Próximamente

« febrero 2018 » loading...
L M X J V S D
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
1
2
3
4
Jue 22

Roméo et Juliette, Gounod (Barcelona)

jueves 22 febrero del 2018 / 8:00 pm - 11:30 pm UTC+0
Sab 24

Roméo et Juliette, Gounod (Barcelona)

sábado 24 febrero del 2018 / 8:00 pm - 11:30 pm UTC+0
Mar 27

Auge y caída de la ciudad de Mahagonny, Weill (Bogotá, Colombia)

martes 27 febrero del 2018 / 8:00 pm - 11:30 pm UTC+0